LENGUAJE CORPORAL: UN ALIADO PARA LAS VENTAS



LENGUAJE CORPORAL: UN ALIADO PARA LAS VENTAS

 

El primer encuentro con una persona está plagado de impresiones.

 

La indumentaria, el tono de voz, el perfume, el apretón de manos, los gestos, todo, absolutamente todo deja una huella profunda y única muy difícil de modificar.

Por eso, esos primeros segundos tan valiosos, son estratégicos para quienes se dedican a los negocios. En todos los rubros, desde cualquier actividad minorista hasta en las grandes corporaciones, el lenguaje corporal cuenta.

Si el interés está puesto en la venta y los negocios, lo primero que hay que saber es que la confianza se forja en menos de 30 segundos. Pero, lo más crítico es que el 93% de ese impacto se produce por debajo del umbral de la conciencia. Es decir: depende en gran medida de elementos que impactan directamente en el inconsciente del otro, a través del lenguaje corporal (gestos, muecas, miradas, que representan el 55% de la interacción) y de la comunicación paraverbal (entonación, volumen, dicción, que suponen el 38%).

En definitiva, sólo el 7% de la efectividad de nuestra comunicación va a corresponder a lo que realmente decimos. Este dato no es menor, aunque parezca bajo el porcentaje, cuando la comunicación está bien organizada, aumenta la posibilidad de dar en el blanco y alcanzar ese lazo necesario para generar ventas.

 

¿Cómo organizar nuestra presentación?

Para poder transmitir que el vendedor es confiable y es la persona mejor capacitada para llevar adelante el proyecto, primero es necesario confiar en el producto y en uno mismo. Esta confianza también se transmite en el cuerpo: no hay nada menos fiable ni verosímil que el lenguaje corporal no coincida con lo que se dice. Por lo tanto, aquí van algunas recomendaciones para lograr transmitir la mejor imagen:

 

 

  • Hablar positivamente:es fundamental creer en lo que decimos, así que háblate bien, en positivo, repítete el mensaje de que tu idea es buena. El cerebro actúa de diferente manera ante una palabra negativa que ante una positiva. Reescríbete los guiones con los que te hablas, hazlo en positivo y llena tu discurso de palabras de ánimo para lograr la autoconfianza.
  • Mirar de frente: es importantemirar a los ojos, con una mirada que no sea desafiante, pero tampoco tímida. Este contacto visual debe mantenerse durante el máximo de tiempo de la conversación y si hay más de una persona debe repartirse entre todos los presentes.
  • Amplia la sonrisa: además de activar nuestra área del cerebro relacionada con el buen humor, con la sonrisa activamos la misma área del interlocutor, gracias a las llamadas neuronas de espejo. Eso le predispone a escuchar y hacer negocios con nosotros.
  • Escucha activa: la actitud de escucha activa transmite interés y empatía y nos compromete verdaderamente con los intereses del cliente, logrando que nuestro mensaje sea más eficaz.

 

 


LENGUAJE CORPORAL: UN ALIADO PARA LAS VENTAS

Última Actualización: 27/09/2020 18:10